SÍGUENOS EN

Fono consulta
2 2 610 7000

 
    ¿Regreso a clases presenciales u online?

    ¿Regreso a clases presenciales u online?

    El Seguro Escolar de Accidentes entrega seguridad a tu hijo las 24 horas de los 365 días del año, independiente de que sus clases sean en el colegio o en la casa. ¿Cómo hacer que este regreso sea más tranquilo? Revisa los siguientes consejos:

    La reapertura de los colegios ha causado más de una preocupación, sin embargo, los especialistas indican que, generar ingresos paulatinos a las actividades presenciales puede ayudar en la salud cognitiva, física y mental de los niños.

    A pesar de ello, la posibilidad de contagio sigue latente, por lo que debemos mantener medidas sanitarias estrictas y conversaciones con nuestros hijos que implique:

    1. Dialogar sobre la importancia de usar siempre mascarilla y alcohol gel en caso de que no se puedan lavar las manos. También incentivar a mantener el distanciamiento social entre compañeros.

    2. Hablar sobre sus miedos y preocupaciones para enfrentar, juntos, cualquier incertidumbre que pueda afectar su día a día. 

    3. Transmitir calma. Si ellos ven a sus padres tranquilos, entonces ellos también lo estarán.

    4. Regular las horas de sueño y empezar de forma gradual la transición. Ya no están de vacaciones y deben volver a su rutina. 

    5. Crea un plan en caso de contagio que te permitirá proteger a tu familia o a tus contactos más cercanos.

    6. No seas tan exigente. Debido a que no es un año normal, es importante bajar un poco las exigencias académicas y transmitir a los hijos que la prioridad es estar sano.

    El ingreso a clases de los más pequeños

    Debido a que muchos padres estuvieron en teletrabajo durante la cuarentena, es importante que estén más pendientes de aquellos que ingresan por primera vez al colegio o jardín. Esto, porque se formó un apego que puede generar factores de estrés. ¿Cómo manejarlo?

    Según los especialistas, se recomienda conversar con ellos y anticiparlos a lo que va a pasar: desde las clases hasta las personas que conocerá. Con esto, se sentirán más seguros y calmados.

    Por otro lado, la separación de las figuras de apego habituales, como son los padres, puede generar una mayor ansiedad en los niños pequeños. Por eso, es importante coordinarse y comunicarse con el equipo educativo para que la incorporación sea gradual, o para que permitan llevar objetos que les transmitan seguridad, sin forzar a que los dejen en casa o fuera de la sala.

    Para finalizar, es importante coordinar el cambio de rutinas y horarios. Para eso se recomienda ir haciendo esta transición de forma gradual las semanas previas al ingreso, tanto para niños pequeños como para los más grandes.