SÍGUENOS EN

Fono consulta
2 2 610 7000

 
    Accidentes de verano

    Accidentes de verano

    El verano es una época para relajarse, pero este relajo a veces puede convertirse en imprudencia, generando una gran cantidad de accidentes “estacionales”.


    Verano, vacaciones, sol, playa, arena, accidentes. ¿Accidentes? Sí, accidentes. Ese mismo relajo nos puede hacer cometer imprudencias. Esas mismas vacaciones tuyas, las tiene todo el mundo, por lo que las calles y carreteras pequeñitas y poco preparadas están atochadas de vehículos. Esas vacaciones también las tienen nuestros hijos que pasan en la piscina, en la playa o con los amigos en el cerro. Pareciera que los accidentes son más comunes durante el verano que en el resto del año.

    No hay tampoco que exagerar ni tampoco hay que temer, en cualquier caso. Existen ciertas medidas para evitarlos o al menos para enfrentarlos en caso de que sucedan. Conozcámoslos a continuación.

    Asfixia por inmersión

    La asfixia por inmersión es la primera causa de muerte en los niños mayores de 1 año Chile. Es también la causa de muerte del mundo en hombres entre los 5 y 14 años, quienes se suelen ahogar en canales, ríos o el mar.

    ¿Qué hacer ante la asfixia por inmersión?

    Los especialistas de Clínica Las Condes recomiendan:

    1.-No dejar a los fuera de vista.
    2.- Siempre estar bajo la supervisión de un adulto.
    3.- En caso de tener piscina, cuidar que esta siempre tenga reja.
    4.- No confiarse en las clases de natación, pues recién a los 4 años, los niños adquieren la capacidad para flotar.
    5.- Hacer que los niños usen chaleco salvavidas y no alitas.
    6.- Instruir a los niños en medidas de seguridad como: evitar piqueros en lugares desconocidos, no realizar saltos mortales o correr alrededor de la piscina.
    7.- En el caso de los adultos, es importante no consumir alcohol antes de entrar a la piscina o al río.

    Accidentes de tránsito

    Los accidentes de tránsito son comunes durante el verano. Conductores distraídos, mayor cantidad de vehículos, personas apuradas por comenzar las vacaciones son algunos factores.

    Este dato es especialmente relevante si tenemos hijos y viajamos con ellos en vehículo, pues los menores de 14 años son los más vulnerables en un accidente. De acuerdo a Conaset, los accidentes vehiculares son la segunda causa de muerte en niños de 1 a 14 años.

    "Los niños son verdaderos proyectiles dentro del auto cuando van sueltos. En un auto que choca a 40 km/hr., un pequeño de 2 años se estrella contra el parabrisas y lo atraviesa, como si cayera de un cuarto piso", señala el doctor Carlos Hinzpeter, pediatra especialista en pacientes críticos de Clínica Las Condes. 

    Aunque existen ciertas medidas que uno puede tomar con el fin de evitar accidentes, lo cierto es que no se puede evitar al 100% este tipo de eventos.

    Considerando el especial peligro que corren los niños, los especialistas recomiendan:

    - El uso de silla de auto para los niños, sin importar lo largo o lo corto del viaje, si es en ciudad o en carretera, cerca o lejos de la casa.
    - Evitar llevar a los niños en el asiento de adelante o manejar con ellos en brazos. En este sentido, el airbag está hecho para adultos, por lo que a un niño, fácilmente podría romperle el cuello.
    - Instalar las sillas de auto en los asientos traseros.
    - Usar diferentes tipos de sillas de acuerdo a la edad. Los niños recién nacidos hasta el año aproximadamente deben usar una silla nido que se instala mirando hacia atrás. Desde el año aproximadamente puede ir más erguido mirando hacia adelante. Y finalmente, desde los 4 años, se usa un elevador para que el niño tenga la altura suficiente para ser afirmado por el cinturón de seguridad del auto. 
    - Los niños menores de 13 años por su parte deben usar siempre cinturón e ir en los asientos posteriores del vehículo.
    Así, quizás no podrán evitar los daños en el vehículo en caso de choque, pero podrán evitar lesiones y accidentes peligrosos para tu familia.