SÍGUENOS EN

Fono consulta
2 2 610 7000

 
    Verano sin accidentes: ¿Cómo tener una piscina segura?

    Verano sin accidentes: ¿Cómo tener una piscina segura?

    La asfixia por inmersión corresponde a una de las principales causas de muerte en niños entre 1 y 4 años. Por ello, el llamado es a tomar precauciones básicas que te permitirán pasar el calor sin riesgo para ti y tu familia.

    La asfixia por inmersión es la insuficiencia respiratoria producida por sumersión en el agua con profundidades, incluso, de cinco centímetros. Y, si hablamos de cifras, según la Organización Mundial de la Salud, a nivel mundial, la mayor cantidad de casos de asfixia por inmersión corresponde a niños de 1 a 4 años de edadseguidos por los menores entre 5 y 9 años. Más preocupante aún es que la mayoría de las veces los niños se encontraban bajo el cuidado y la supervisión de un adulto al momento de sufrir el accidente.
     
    Por esta razón, es importante que los padres tomen medidas de seguridad adicionales, sobre todo en un verano en que muchos pasarán más tiempo en casa. 
     
    Recomendaciones para los lactantes: (0 a 2 años) 
     
    - Los niños deben estar siempre acompañados por un adulto.
    - Todo lo que contenga agua debe estar siempre bien cerrado. Por eso, vacía las piscinas plásticas, baldes o cubetas después de usarlas
    - Nunca dejes a un niño pequeño solo en el baño, ya que se puede ahogar en la tina o en el escusado. Por eso, mantén siempre la puerta cerrada. 
    - Aprende las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Entre antes estas se realicen en caso de accidente, las posibilidades de sobrevida son infinitamente mejores. 
     
    Cuidados en preescolares: (2 a 6 años). 
     
    - Vigila a tus hijos en todo momento.
    - Mantén los juguetes alejados del borde de la piscina para evitar tropiezos, caídas y la tentación de ir a buscarlos. 
    - Desinfla o vacía las piscinas plásticas luego de su uso.
    - Enséñales a nadar desde los cuatro años, antes no confíes en su aprendizaje, pero de todos modos nunca los debes dejar solos en el agua. 
    - Evita los “piqueros”, por el alto riesgo de lesiones de la columna cervical.
    - Las “alitas” y otros flotadores no sirven como salvavidas. 
    - Elimina arbustos o muebles cercanos a la reja, para disminuir la posibilidad de acceso a la parte superior. 
     
    Protecciones adicionales para una piscina segura
     
    1. Contar con una buena reja disminuye el riesgo de accidentes a la cuarta parte: Se recomienda que sea más alta de 1 metro y 35 centímetros, ya que está demostrado que a los cuatro años la mitad de los niños puede escalar dicha altura. 
     
    2. Barras: Las barras de la protección deben ser de buen material, vertical y separadas por no más de ocho centímetros. Además, no deben tener travesaños que puedan ser trepados. Es imprescindible que tenga un buen anclaje, es decir, que no haya huecos por debajo. 
     
    3. Puerta de seguridad: La puerta debe ser automática o abatible y se debe mantener siempre cerrada. Además, es importante que cuente con un cierre que los niños no sean capaces de manipular o abrir. 
     
    4. Cubiertas protectoras: Estas deben tener la tensión adecuada para que no se hundan, ya que 2 centímetros de agua pueden ser un peligro de ahogamiento. 

    ¿Qué hacer en caso de ahogo? 
     
    - Grita por ayuda.
    - Saca lo antes posible al niño del agua y activa el sistema de emergencias.
    - Si respira, ponlo de costado (posición de recuperación).
    - Si no respira, inicia de inmediato las maniobras de reanimación (compresiones torácicas). No te des por vencido muy pronto. No extraigas el agua de los pulmones o estómago, ya que solo demora la reanimación.
    - No le quites o cambies la ropa, la baja temperatura es un aliado en estos casos.
    - Es mejor una reanimación mal hecha, que ninguna. 
     
    Llama a la Unidad de Rescate CLC
     
    Todos los asegurados tienen la opción de llamar a la Unidad de Rescate de Clínica Las Condes, la que está disponible las 24 horas del día, los 365 días del año. Sólo debes llamar al 226107777 o al +56977777777. 
     
    También te puedes contactar a través de la aplicación CLC Móvil disponible en App Store y Play Store, que les permite saber tu localización exacta. 
     
    Ante cualquier emergencia, lo mejor es estar preparado. Con el seguro de accidentes estarás protegiendo a tu hijo las 24 horas del día, los 365 días del año, lo que te permitirá tener unas vacaciones con tranquilidad y descanso.